TORRIJAS CASERAS

Torrijas Caseras
INGREDIENTES:

– 1 barra de pan
– 1 litro de leche entera
– 1 rama de canela
– 1 piel de limón
– 100 g de azúcar
– 2 huevos
– Aceite de girasol
– Canela molida
– Azúcar

PREPARACIÓN:
Ponemos la leche en un cazo y le añadimos la canela y una piel de limón. Una vez que la leche haya hervido, retiramos y añadimos el azúcar, removemos bien Dejamos que se enfríe un poco y retiramos la canela y el limón.

Después cortamos el pan duro en rodajas no muy gruesas para que no se nos rompan al remojarlas en la leche.

Cuando la tengamos bien empapada de leche la pasamos por huevo batido y directamente a la satén primero por un lado y después por el otro.

Cuando este dorada por los dos lados la sacamos del fuego a un plato con papel de cocina para que chupe el exceso de aceite.

Cuando ya tengamos todas las torrijas hechas les espolvoreamos un poco de azúcar con canela y listo, ya podemos disfrutar de una merienda perfecta para estas tardes de frío.

CONSEJOS BÁSICOS EN LAS COMIDAS

1. Evitar mezclar alimentos de naturalezas muy diferentes y que sean incompatibles digestivamente o, como mínimo intentar acompañarlos con verduras y ensaladas que son ricas en fibra y favorecen las digestiones.
2. Comer cada día una cantidad equilibrada de alimentos crudos y cocinados.
3. No comer con estrés sino con tranquilidad ensalivando y masticando bien los bocados, “es preferible comer menos y bien comido, que mucho y engullido”.
4. Comer con la espalda erguida para favorecer las funciones del estómago, ya que con la espalda encorvada hacia delante los músculos del abdomen que controlan las secreciones de ácidos no hacen sus funciones adecuadamente.
5. No beber el agua durante la comida y nunca tomarla demasiado fría, mejor tomarla unos 20 o 30 minutos antes de empezar a comer.
6. No desayunar inmediatamente después de levantarse ni acostarse inmediatamente después de cenar.

Pautas básicas para las comidas

7. Adecuar la cantidad de comida que ingerimos a nuestras necesidades reales y a nuestro gasto de energía y evitar llenar el estómago más de un 70 u 80% de su capacidad, ya que nuestro sistema digestivo no está preparado para digerir adecuadamente ingentes cantidades de alimentos.

8. No tomar los postres después de la comida o cena. Acabar las comidas con un postre es uno de los hábitos de alimentación más enraizados pero también uno de los peores, sobretodo cuando el postre es un helado frío hecho a base de lácteos y azúcar. Podemos tomar fruta de postre ya que es fácil de digerir.
9. Permitir la salida del aire deglutido durante las comidas, disimuladamente eso sí, pero sin reprimirse, ya que de lo contrario ese aire puede perjudicar la digestión y provocarnos trastornos como hipo, gases intestinales posteriormente, etc.
10. Reducir el consumo adictivo de ciertos alimentos como el pan, que está incluido habitualmente en gran cantidad en todas las comidas y que ralentiza las digestiones, o como el azúcar blanco y la sal refinada, con los que edulcoramos casi todo lo que comemos, enmascarando así los sabores originales de los alimentos y reduciendo por ello la sensibilidad de nuestro paladar tanto a estos como al resto de sabores.

 

TARTA FRÍA DE QUESITOS

Receta muy sencilla de quesitos y sobaos

Receta muy sencilla de quesitos y sobaos

INGREDIENTES:
– Un litro de leche
– Una caja de quesitos
– Un paquete de sobaos
– Dos sobres de cuajada
– Seis cucharadas de azúcar
– Un bote de mermelada de fresas
PREPARACIÓN:
Lo primero que debes hacer para hacer el pastel de quesitos es desmenuzar los seis sobaos (hasta conseguir que queden en migajas pequeñas).
El siguiente paso es poner la leche a hervir la leche con el azúcar. También, si quieres le puedes añadir un poquito de canela.
Batir los sobaos, los quesitos, la cuajada y el azúcar.
Te recomiendo que uses una batidora manual, te quedará mejor la tarta.
Hasta que quede crema, luego mezclar todo con la leche y ponerlo a fuego lento hasta que engorde.
En un molde ponéis una capa de sobaos que cubra toda la base o si preferís también se puede hacer una base con galletas y mantequilla (desmenuzáis las galletas y mezcláis con la mantequilla derretida hasta que quede una capa homogénea y la extendéis en el molde).
Echar la crema en el molde y dejar enfriar un poco, poner la capa de mermelada y meter en la nevera tres horas.
Y ya está! Ya tienes a punto la tarta de quesitos para comer con tus amigos o familia, verás que es muy rica.
Esta receta está recomendada para hacerla con los niños, se lo pasarán muy bien mientras os ayudan.

EN QUÉ CONSISTE UN PLAN ALIMENTARIO COMPLETO Y EQUILIBRADO

Un plan alimentario equilibrado es aquel que aporta a cada individuo todos los alimentos precisos para cubrir sus necesidades, mantener la salud y prevenir la aparición de enfermedades.

Cada persona tiene necesidades nutricionales específicas en cuanto a cantidades en función de su edad, sexo, talla, actividad diaria que realiza y también según su estado de salud. Ahora bien para que nuestros órganos no se enfermen y puedan cumplir con sus funciones debemos tratar de cumplir con las cuatro leyes fundamentales de la nutrición, recordando una vez más que la alimentación debe ser:

• Completa, por eso debe aportar todos los nutrientes que requiere el organismo en cantidad suficiente: Hidratos de Carbono, Proteínas, Lípidos o Grasas, Vitaminas, Minerales y Agua.

• Equilibrada guardando una relación determinada entre los Hidratos de Carbono (55-60% de las calorías totales del día), las Proteínas (12-15 % de las calorías totales del día) y las Grasas (25-30% de las calorías totales del día).

• Variada, por lo que hay que elegir entre la mayor diversidad posible de alimentos de nuestra rica oferta alimentaría.

• Adecuada en calidad y cantidad, teniendo en cuenta que debe ser proporcionada según la edad, sexo, actividad física, tipo de trabajo etc. para ayudar a mantener el peso dentro de los rangos de normalidad. Para mantenernos saludable, no sólo importa lo que se come, sino cómo se come y cómo se distribuyen los alimentos a lo largo del día.

 

5

 

TARTA DE GALLETAS OREO

Tarta de galletas oreo

INGREDIENTES:

* Base:
– 100 gr. de galletas Oreo
– 50 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

* Cubierta:
– 3 galletas Oreo trituradas (sin el relleno)

* Relleno
– 250 ml. de nata líquida
– 100 ml. de leche
– 200 gr. de queso de untar (tipo Philadelphia)
– 80 gr. de azúcar
– Rellenos de las Oreo de la cubierta
– 4 láminas de gelatina (para espesar)

PREPARACIÓN:
Empezamos preparando la base:
Separamos las galletas Oreo del relleno (guardadlo). Trituramos las galletas y las añadimos en un bol. Añadimos también los rellenos y la mantequilla, y lo mezclamos todo bien hasta obtener una pasta.

Ponemos la mezcla sobre el fondo del molde y lo aplastamos bien con ayuda de una cuchara o similar, procurando que toda la base sea del mismo grosor. Una vez esté lista, meteremos nuestro molde en la nevera o el congelador para que la base se solidifique. Es importante q el molde sea desmontable.

Ahora dejamos lista la cubierta! Separamos las 3 galletas Oreo del relleno (6 mitades de galleta en total, vaya), las trituramos y las reservamos para el final.

Para el relleno de la tarta:

Pondremos en un cazo la nata, la leche, el queso, el azúcar y los rellenos de la cubierta, a máxima temperatura y removiendo todo de vez en cuando.

Cuando esté a punto de romper a hervir, añadiremos las láminas de gelatina y seguiremos removiendo la mezcla durante unos 4 minutos para que se disuelvan bien. Cuando sea todo homogéneo, retirad el cazo del fuego y dejad reposar la mezcla durante unos 5 minutos. Pasado este tiempo, la añadiremos sobre la base fría.

Una vez lista, le añadimos las galletas trituradas por encima y… fin!!

Lo mejor es dejar refrigerar la tarta un mínimo de 4 horas para que este bien cuajada.

TARTA TRES CHOCOLATES

Riquísima tarta para ocasiones especiales

Riquísima tarta para ocasiones especiales

Ingredientes:
– 1 paquete de galletas María
– 50 gr de mantequilla
– 150 gr de chocolate negro
– 150 gr de chocolate con leche
– 150 gr de chocolate blanco
– 3 sobres de cuajada
– 750 mL de leche
– 600 mL de nata para montar (3 bricks de 200 mL)

Utensilios necesarios:
– Molde desmontable para tartas
Preparación:
– Para la base, trituramos las galletas y mezclamos con la mantequilla.
– Ponemos la mezcla anterior en la base del molde bien repartida por todo el fondo.
– En un cazo y a fuego lento, añadimos el chocolate negro, un brick de nata, un vaso de leche y un sobre de cuajada. Removemos hasta que se derrita el chocolate y espese un poco. Vertimos la mezcla en el molde, y colocamos el molde en el refrigerador mientras preparamos la segunda capa de chocolate. – Repetimos el proceso anterior con el chocolate blanco, y después con el chocolate con leche.
– Dejar enfriar en la tarta en la nevera.

Dificultad: Fácil Tiempo de elaboración: 20′ Tiempo de refrigeración: 3 horas